San Juan Pablo II: Documentos y Consagración del mundo al Corazón Inmaculado de María

01.07.2021

Totus tuus ego sum!

San Juan Pablo II, al igual que San Luis María Grignon de Monfort, Maxilimiliano Kolbe,... son hombres que han destacado por su Pasión por la Virgen María. En todo su Pontificado, la Virgen ha sido un nexo de unión de San Juan Pablo II, Jesús y su Iglesia.

"Totus tuus ego sum!" ¡Soy todo tuyo!, el gran lema de San Juan Pablo II dedicado a nuestra Madre.

No os perdáis ni la Carta Apostólica sobre el Rosario ni la Encíclica Redemptoris Mater, dos perlas preciosas de nuestro gran Papa Mariano realizadas durante su Pontificado.

El dolor y sufrimiento, su significado, su carácter redentor permanente y constante en el tiempo, la Unión a Cristo y a su Iglesia a través de él se explica maravillosamente en Salvifici Doloris, resumido en archivo.

Se adjunta además un texto con Perlas preciosas de San Juan Pablo II:

Consagración del mundo al Corazón Inmaculado en Roma por San Juan Pablo II

San Juan Pablo II fue un cumplidor fiel de la voluntad de María y estuvo muy unido a Fátima (se adjuntan varios documentos durante su Pontificado sobre Fátima, destacando la Consagración al Mundo según pidió María a través de Sor Lucia).

La Virgen pide a través de Sor Lucia la Consagración de Rusia a su Corazón Inmaculado en unidad de todos los Obispos... Tras varios errores en la realización de dicha Consagración, María advierte nuevamente a Sor Lucia que dicha Consagración no se ha realizado conforme a sus deseos.

Se destaca en este vídeo cómo San Juan Pablo II obedece de corazón a la petición de María, ampliándola al mundo, ¡emocionante!: