Guardiana de la Fe / Virgen Capitana

20.05.2018

San Juan Pablo II ya menciona en la Redemptoris Mater a San Ireneo, por la Constitución Lumen gentium: "El nudo de la desobediencia de Eva fue desatado por la obediencia de María; lo que ató la virgen Eva por la incredulidad, la Virgen María lo desató por la fe",41 A la luz de esta comparación con Eva los Padres -como recuerda todavía el Concilio- llaman a María "Madre de los vivientes" y afirman a menudo: a la muerte vino por Eva, por María la vida".


  • "A través de tu debilidad Yo manifestaré mi fuerza, a través de tu nulidad Yo manifestaré mi poder".
  • "Yo misma seré Capitana de este Ejército. Lo estoy formando ahora en el silencio y en la intimidad, como durante nueve meses formé a  Jesús en mi seno y por tantos años en el silencio y en lo oculto lo crié día tras día".

  • Yo misma bajaré del cielo para ponerme a la cabeza del ejército de mis hijos predilectos y destruiré sus maquinaciones después de una gran revolución y la purificación de la tierra mi Corazón Inmaculado cantará victoria".

  • "Se avecinan los tiempos de mi gran retorno y de mi victoria completa".
  • "Os llamo, amados hijos míos para reuniros a todos en mi ejército porque yo mismo soy la Reina y Capitana".
  • "Muchos creen que su tiempo para arrepentirse vendrá después, pero yo, como vuestra Madre del Cielo, como vuestra Guardiana de la Fe, os aseguro que para muchas de mis pequeñas almas pecadoras será muy tarde".
  • "Cuando veáis al Santo Padre, mi Papa y mi hijo predilecto, huyendo para buscar refugio en otro lugar: sabed pues y daos cuenta entonces que el tiempo os llegará".