Estrella de la mañana / Aurora

28.03.2018

Las Escrituras comparan a Jesús con el Sol. Así como el Sol surge al amanecer para traer sus rayos para iluminar, y, así Jesús surge en la historia para iluminar a los que están en tinieblas, es decir, en el pecado. Ahora, es un hecho natural que antes del amanecer, existe una llamada "estrella de la mañana", "lucero del alba", "Aurora de la mañana" que anuncia la salida del sol. Este astro, que no es más que el planeta Venus, brilla con intensidad tres horas antes del amanecer.

María por tanto anuncia la llegada del verdadero Sol de Justicia. Ella surge como la Aurora, dice el libro del Cantar de los Cantares. Dijo en una ocasión el papa Inocencio, como la Aurora señala el fin de la noche y el comienzo del día, así María puso fin al pecado al dar a luz a Jesús, el Salvador.

María siempre es precursora, da aliento y fortaleza en los inicios:

María precede el Nacimiento de nuestro Redentor; su SÍ antecede al SÍ de Cristo en el Huerto de los Olivos.

María es la que anticipa la vida pública de Jesús en Caná.

Aparición de la Virgen María en Iglesia Copta Ortodoxa,Cairo,Egipto-2009

María está delante de Jesús antes de morir, se presenta ya como Madre de la Iglesia

Es la primera en creer en la Resurrección y va al Sepulcro.

María acompaña el inicio de la Iglesia, da aliento a los Apóstoles.

María será la primera que venga coronada como Reina de los Cielos con la victoria de Satanás.

  • "Yo soy la Aurora que se levanta para anunciar el Gran día del Señor".
  • "¿Por qué buscáis el presente y el futuro, buscando la señal que yo os he predicho?, Una sola es la señal que Dios da al mundo y a la Iglesia de hoy: Yo misma. Yo soy la gran señal en el Cielo: la Mujer vestida de Sol, con la luna como alfombra a sus pies y doce estrella, cual luminosa corona, alrededor de su cabeza".
  • "Es Nochebuena. La luz verdadera que ilumina a todo hombre".
  • "Está a punto de llegar el segundo nacimiento de Jesús en gloria para iluminar como estrella de la mañana el alba de los cielos nuevos y de la tierra nueva"
  • "Mi victoria consistirá en hacer que la luz vuelve a brillar sobre el mundo y sobre la Iglesia. El mundo será iluminado de nuevo porque se ofrecerá enteramente a la adoración y a la glorificación de Dios".
  • "La Iglesia volverá a brillar con la luz de la verdad".
  • "De mi corazón parte reflejados cada vez con más fuerza los rayos que provienen del Corazón de Jesús para que podáis caminar por la senda de la gracia, de la santidad, del amor, de la Misericordia, de la verdad y de la fidelidad".
  • "¿Por qué buscáis el presente y el futuro, buscando la señal que yo os he predicho?, Una sola es la señal que Dios da al mundo y a la Iglesia de hoy: Yo misma. Yo soy la gran señal en el Cielo: la Mujer vestida de Sol, con la luna como alfombra a sus pies y doce estrellas, cual luminosa corona, alrededor de su cabeza".
  • "Por esto como Aurora que surge veréis desde hoy mi luz hacerse cada vez más fuerte hasta envolver toda la tierra preparada ya para abrirse a su nuevo día que comenzará con el triunfo de mi Corazón Inmaculado en el mundo".